Un joven de 21 años de nacionalidad sueca que era buscado en su país por su supuesta participación en siete asesinatos, ha sido arrestado en Barcelona por la Guardia Civil española, que tuvo que acelerar la investigación del caso para evitar otro asesinato inminente en la provincia sureña de Málaga.

El joven formaba parte de la conocida como “patrulla de la muerte”, una violenta organización criminal compuesta por ciudadanos suecos de origen somalí dedicada al tráfico de drogas, blanqueo de capitales y a realizar ajustes de cuentas que estaba siendo investigada por la comisión de siete asesinatos en Estocolmo, según informó hoy la Guardia Civil.

La investigación que ha conducido a la detención del joven, identificado con las siglas Z.A.S., se inició el pasado septiembre, cuando se detectó su presencia en la provincia de Málaga, por lo que se activaron las herramientas de coordinación a nivel judicial, fiscal y policial con Suecia.

Las autoridades de Suecia informaron de que este joven era uno de los cabecillas del citado grupo criminal, formado por cuatro personas de entre 20 y 30 años, y que había huido del país nórdico, donde le buscaban por numerosos delitos.

También informaron de que estas personas iban a cometer de manera inminente un asesinato en España, probablemente en algún lugar de la ciudad costera de Málaga, por lo que la investigación se tuvo que acelerar para evitarlo.

La detención de dos de los responsables de la organización en Suecia proporcionó datos acerca del paradero del joven que había huido a España, que lo situaban precisamente en la provincia de Málaga.

Los agentes localizaron el domicilio donde se escondía, pero un “desplazamiento inesperado” a Barcelona motivó su detención en esa ciudad, donde se hacía pasar por otra persona con documentación falsa.

El arrestado ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional española, que ya ha iniciado el procedimiento para agilizar su entrega a las autoridades judiciales de Suecia.

Anuncios