Piramide_5N

 

 Los congresistas republicanos tienen previsto incluir en el presupuesto para 2018 del Departamento de Seguridad Nacional los 1.600 millones de dólares que solicitó la Casa Blanca para empezar a construir un muro entre Estados Unidos y México, de acuerdo con el proyecto revelado.

La propuesta salida del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes también prevé 100 millones de dólares para la contratación de 500 agentes de la Patrulla Fronteriza y 185,6 millones para un millar de agentes migratorios.

Estos números coinciden con los solicitados a finales de mayo por la Casa Blanca a través de su Oficina de Administración y Presupuesto.

Trump solicitó los 1.600 millones para construir 32 millas (51,5 kilómetros) de muro en el sector del Valle del Río Grande (sur de Texas) y otras 28 millas (45 kilómetros) de valla en esa misma zona.

También planteaba otras 14 millas (22,5 kilómetros) de muro en el sector de San Diego (California), para sustituir la verja existente.

Se trata de algunas de las zonas “con más detenciones” en toda la frontera sur y donde el muro “impedirá -según el DHS- el paso a traficantes de drogas y personas”.

Pese al acuerdo en el seno republicano, que domina cómodamente la Cámara de Representantes, no está claro que el Congreso apruebe finalmente estos presupuestos ya que para obtener el visto bueno del Senado necesitan un mínimo de ocho votos demócratas afirmativos.

Los demócratas ya han advertido que bloquearan cualquier propuesta presupuestaria que incluya partidas para el muro, por lo que esa obstrucción puede conducir a un cierre de la Administración.

Anuncios