Piramide_5N

 La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, convocó una reunión extraordinaria con los representantes de las altas instancias del Estado para abordar la grave crisis en el Servicio Nacional de Menores (Sename), situación que ha provocado un escándalo político y una gran conmoción social.

A la reunión convocada por la mandataria para el mediodía de este martes (16.00 GMT) asistieron en primera instancia los presidentes de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch; del Senado, Andrés Zaldívar, y de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza.

Ya entrada la tarde, Bachelet recibió en el Palacio de la Moneda al fiscal nacional, Jorge Abbott, y a la presidenta del Consejo de Defensa del Estado, María Eugenia Manaud.

El objetivo de esta ronda de encuentros es analizar la problemática situación que existen en los centros de internamiento de menores, donde conviven niños y jóvenes víctimas de desarraigo familiar con otros que han cometido delitos.

En octubre del pasado año, la opinión pública chilena se conmocionó con la noticia de que 1.313 niños murieron en centros colaboradores del Sename en los últimos once años.

Aquel escándalo derivó en una interpelación a la entonces ministra de Justicia, Javiera Blanco, quien finalmente acabo renunciando al cargo.

Aquellas negligencias fueron investigadas durante los últimos meses por una comisión de diputados que la semana pasada presentó un informe que fue rechazado merced a los votos de los legisladores oficialistas, lo que desató una agria polémica entre la oposición y los partidos que apoyan al Gobierno.

En un intermedio de la reunión de hoy, Bachelet lanzó un mensaje a través de las redes sociales emplazando a los actores políticos a no sacar provecho de la difícil situación que viven los menores internados en centros del Servicio Nacional de Menores (Sename).

“En nada ayuda el aprovechamiento político. Con los derechos de nuestros niños, niñas y jóvenes no se juega. Seamos serios”, señaló la mandataria a través de cuenta de Twitter.

Y recalcó que los poderes del Estado continúan “trabajando y actuando para terminar con la postergación de niños, niñas y jóvenes con sus derechos más vulnerados”.

El llamamiento de Bachelet tiene lugar después de que el expresidente Sebastián Piñera, quien se presenta a al reelección en los comicios de noviembre próximo, llamara a “un gran acuerdo nacional” para resolver el problema.

En tanto, la candidata presidencial por la oficialista Democracia Cristiana, la senadora Carolina Goic, criticó duramente que la semana pasada el Congreso no aprobara el informe de la comisión de investigación sobre el Sename y pidió que se cree una Comisión de Verdad y Justicia sobre la situación en los centros de internamiento de menores.

El informe en cuestión daba cuenta de las muertes ocurridas en esos centros, que son gestionados tanto por el Estado como por organizaciones privadas, la situación de desprotección en la que se encuentran los niños y jóvenes internados, la falta de preparación de quienes trabajan ahí y las advertencias de la Contraloría General de la República sobre el mal funcionamiento.

Tras las reuniones sostenidas este martes, la presidenta Bachelet anunciará la próxima semana medidas especiales para revertir la grave situación, anunció el senador Andrés Zaldívar al término de su encuentro con la mandataria.

El Sename ha sido criticado durante años, pero su crisis estalló definitivamente en abril de 2016, a raíz de la muerte de una niña de once años llamada Lisette Villa, quien falleció asfixiada cuando sus cuidadores la sometieron a apremios ilegítimos y tormentos, según un informe del Servicio Médico Legal aportado por la fiscalía.

En diciembre pasado, la presidenta manifestó su “dolor y vergüenza” por la manera como el Estado ha actuado frente a los casos de muertes de menores de edad en centros tutelados. 

Anuncios