Piramide_5N

 

“This one’s for you” (esto es para ti), así ha presentado en su cuenta de Instagram Demi Lovato su nuevo tema, de título Sorry Not Sorry, que se puede escuchar de forma gratuita en las principales plataformas musicales.

Solo en Instagram, un fragmento del videoclip del singleya lleva más de 1.300.300 reproducciones en seis horas. En Twitter, donde Paris Hilton ya ha caído rendida a sus pies, el tuit tiene 3.218 comentarios, 25.201 retweets y 42.411 en sus primeras siete horas de vida.

La exniña Disney, intérprete del tema central de Frozen, Let It Go, no tenía temas nuevos desde que en 2015 publicara su quinto álbum, Confident. Ya había anunciado que este 11 de julio estrenaría una nueva canción y ha llegado puntual a la cita con sus miles de fans, llamados lovatics. Lovato, de 25 años, se había tomado este 2017 una pausa en su carrera. Lo anunció en Twitter con un mensaje en el que decía no estar “destinada para este negocio ni para los medios de comunicación”. “Prefiero hacer trabajo de caridad”, añadió tras un año difícil, en el que se cuando produjo su separación de Wilmer Valderrama, el actor con el que mantuvo un noviazgo de seis años.

Dos meses antes de su retirada, confesó que nunca pensó que llegaría a los 21 años. Según reveló entonces, no podía pasar “una hora sin consumir cocaína”. También contó que cuando tenía 18 fue diagnosticada con trastorno bipolar y desórdenes alimenticios que la llevaron al borde de la muerte y que ingresó por primera vez en un centro de rehabilitación en 2010, el mismo año en el que se enteró que era bipolar. Dos años después, consiguió dejar de beber gracias al apoyo de Alcohólicos Anónimos.

Más R&B, popera, comercial, la canción del regreso de Lovato, coetánea de Miley Cyrus y Selena Gómez, es toda una declaración de intenciones, al aparecer en la carátula el primer “sorry” tachado, es decir, que lo que queda es, en su traducción al español un “no lo siento”, que dedica a sus haters (las personas que la odian). “Ahora busco venganza. Me siento 10. Lo mejor que he estado nunca. Ser mala me sienta tan bien”, declara en la letra la cantante, dueña de un timbre de voz de soprano.

En Twitter, la canción ha estado precedida de la publicación de una carta a sus fans, en el que se declara “muy afortunada por tener el amor de 10 millones de personas”. En la nota, habla abiertamente de los problemas que la llevaron a alejarse de los focos: “Gracias por permitirme tomarme el tiempo que necesitaba en la recta final del año pasado para dejar atrás toda la locura”.

“Estoy muy feliz de haber vuelto a escribir música con más energía e inspiración que nunca”, añade la cantante, que cuenta que Sorry Not Sorry es “la primera de muchas canciones” en las que ha estado trabajando. “Espero que cada canción os haga levantaros de vuestros asiento y bailar como nunca antes”, añade, para definirla como “un himno para todos aquellos que alguna vez han sentido odio, pero que lo han superado y han salido del otro lado como un jodido salvaje”.

Anuncios