Piramide_5N

Unas cinco mil personas desfilaron por las calles de la capital chilena con el fin de terminar con la violencia contra las mujeres y lograr que ellas tomen conciencia de que deben denunciar a sus parejas cada vez que son golpeadas.

La marcha, que arrancó en la Plaza Italia y pasó frente a La Moneda, sede del Ejecutivo y el Memorial de las Mujeres en Plaza Los Héroes, fue organizada por la coordinadora “Ni una menos”, en conjunto con las Secretarías de Sexualidades y Géneros (Sesegen) de la Universidad de Chile.

La manifestación se realizó especialmente en apoyo a Valentina Henríquez, expareja del vocalista de la banda Los Tetas, Camilo Castaldi, a quién denunció por graves agresiones físicas y psicológicas.

La coordinadora de “Ni una menos”, Ximena Riffo dijo a los periodistas que la marcha también estuvo enfocada en otras víctimas como Nabila Rifo, a quién su pareja, Mauricio Ortega, le arrancó los ojos.

“Todo el mundo debe tomar conciencia real para terminar con la violencia y que las mujeres denuncien. Ellas no se atreven a denunciar porque no les creen, por vergüenza y por el escarnio social en las redes sociales”, aseveró.

Dijo también que es una infamia que en Chile no exista una ley que proteja las mujeres “Eso de que hasta que no se pruebe qué pasa con el tema cuando ha ocurrido un abuso, una violación, una violencia hace semanas, meses y que no tengas pruebas, no tienes como probarlo”, agregó.

La presidenta Michelle Bachelet, también condenó los ataques que sufrió Valentina Henríquez por parte del músico y le envió su apoyo por atreverse “a mostrar sus heridas, sus golpes, y denunciar el infierno que estaba viviendo porque quería poner fin a su sufrimiento”.

El cantante, más conocido como “Tea Time”, se encuentra procesado por lesiones menores por la Fiscalía Centro Norte de Santiago y el grupo musical le marginó de la banda mientras dure la investigación.

La ministra portavoz de Gobierno, Paula Narváez, también “lamentó profundamente” vivida por Valentina Henríquez.

“Hoy día en Chile se ha instalado una mayor conciencia pública de todos y todas respecto de la censura hacia la violencia de género y creemos que ese es un cambio cultural significativo”, subrayó la autoridad a los periodistas.

Narváez hizo un llamamiento a la ciudadanía para que de manera solidaria, “asistamos a las mujeres que puedan estar viviendo violencia, las acompañemos y hagamos las denuncias”.

“El silencio puede ser tremendamente cómplice (…) Detrás de la violencia de género hay vidas truncadas, hay derechos humanos que no se respetan”, apostilló.

Bajo la consigna “Nosotras te creemos”, las organizaciones convocantes también manifestaron su rechazo a los dichos del abogado de Mauricio Ortega, Ricardo Flores, sobre la pena de 26 años de presidio en contra de su defendido por la brutal paliza en contra de Nabila Rifo.

Flores señaló que “habría salido, desde el punto de vista legal, más barato haberla matado que simplemente haberla dejado viva”. 

Anuncios