Piramide_5N

 El ex primer ministro italiano y secretario general del gubernamental Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, advirtió contra el intento exhibido  en Roma por algunos excompañeros de liderar la izquierda fuera de esa formación.

“Fuera del PD no existe la revolución socialista, marxista, leninista, sino el M5S o la Liga”, alertó Renzi en Milán (norte) en referencia al populista Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista y xenófoba Liga Norte.

“Y quien se imagina el centroizquierda sin el PD gana el premio Nobel de fantasía pero no alcanza ningún resultado concreto”, ironizó durante una asamblea del partido celebrada en la capital lombarda.

Las palabras de Renzi se conocieron poco antes de que Giuliano Pisapia, exalcalde de Milán e iniciador del movimiento Campo Progresista, y el ex secretario general del PD, Pierluigi Bersani, protagonizaran en Roma un mitin convocado con la ambición de reunir apoyos en la izquierda fuera del Partido Demócrata.

“Insieme” (Juntos) fue el lema exhibido en el mitin, en el que Pisapia y Bersani, entre otros, defendieron una opción al margen del PD liderado de nuevo por Renzi desde que venció en las elecciones primarias del pasado 30 de abril.

El ex primer ministro había dimitido al frente del partido el 19 de febrero tras la derrota que cosechó en el referéndum del 4 de diciembre sobre la reforma del Senado y tras la cual también dimitió al frente del Gobierno.

La convocatoria de hoy, en la céntrica Piazza Santi Apostoli de Roma, se hizo con una apelación a construir “un nuevo proyecto político (…) abierto a todas las fuerzas de la izquierda (…) para devolver voz y representación a esos millones de ciudadanos de centroizquierda que no han compartido las decisiones políticas tomadas en los últimos años”.

El mitin de Roma se produce seis días después del descalabro sufrido por los candidatos presentados por el PD y listas de orientación del centroizquierda en la segunda vuelta de las elecciones locales.

En esos comicios -que no se celebraron en las ciudades más importantes del país, como Roma, Milán o Nápoles-, los candidatos presentados por partidos de centroderecha conquistaron algunos bastiones del centroizquierda, como la ciudad de Génova.

Los llamamientos a la formación de un nuevo partido alternativo al PD coinciden con la difusión de sondeos sobre los apoyos que merecen los líderes políticos italianos, entre los que destaca, según el publicado por el diario “La Repubblica”, el primer ministro, Paolo Gentiloni (PD).

Según los datos del sondeo de esa publicación, las simpatías del electorado van hacia líderes de la ultraderecha, como Matteo Salvini (Liga Norte) o Giorgia Meloni (Fratelli d’Italia), antes que hacia el propio Renzi.

Aunque los sondeos también apuntan a una caída de la atracción que suscitan entre los italianos los líderes del populista M5S, como el diputado Luigi Di Maio o el histriónico jefe de la formación, el cómico Beppe Grillo.

El M5S, que cosechó hace un año sonadas victorias al hacerse con las alcaldías de Roma y Turín, sufrió en los últimos comicios locales incluso una derrota mayor que la del centroizquierda al verse prácticamente excluido de la segunda vuelta. 

Anuncios