Piramide_5N

La canciller alemana, Angela Merkel, se reunirá en Berlín con sus socios europeos del G20 para preparar la cumbre de julio en Hamburgo, una cita que se prevé complicada por las diferencias con Estados Unidos en asuntos clave como el cambio climático o el comercio internacional.

Merkel ha invitado a la Cancillería al presidente francés, Emmanuel Macron, al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y a los primeros ministros del Reino Unido, Theresa May, Italia, Paolo Gentiloni, Holanda, Mark Rutte, y Noruega, Erna Solberg.

También participarán los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La canciller quiere analizar con sus aliados los ejes programáticos de la cumbre para estudiar puntos de consenso, según han explicado fuentes gubernamentales.

Les trasladará además los resultados de las giras que ha realizado las últimas semanas y meses para visitar en sus países a la mayoría de los líderes del G20, que reúne a las principales economías del mundo y las potencias emergentes.

Alemania, que preside por turno el grupo, quiere hacer hincapié en la cumbre en la necesidad de un desarrollo económicos sostenible e inclusivo y, junto a los temas tradicionales en estas citas, como el sistema financiero, el cambio climático y el comercio, buscará consensos ante los grandes flujos de inmigrantes y refugiados y ante el terrorismo internacional.

Frente al cambio climático, Merkel ha subrayado en reiteradas intervenciones públicas que considera que el Acuerdo de París (2015) sigue siendo el camino para la comunidad internacional, a pesar de que EEUU haya decidido abandonarlo.

Las diferencias con Washington, evidentes desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, quedaron de manifiesto este martes en Berlín con un mensaje que envió por vídeo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, al congreso del ala empresarial de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Merkel.

Aunque abogó como la canciller por retomar las conversaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU, Ross puso sobre la mesa cuestiones que considera injustas en el ámbito comercial, acusó a los países europeos de estar “directa o indirectamente” involucrados en el “dumping” del acero y criticó a Alemania por su superávit comercial.

Antes de la cita en la Cancillería, Merkel prevé comparecer ante el pleno del Bundestag (cámara baja) para explicar a los diputados tanto los resultados del último Consejo Europeo como los preparativos de la cumbre de Hamburgo.

Anuncios