Piramide_5N

El ciclón Dora, ahora degradado a tormenta tropical, se debilita paulatinamente y mantiene su desplazamiento hacia el oeste-noroeste alejándose de las costas mexicanas, aunque sigue propiciando lluvias en estados del oeste y noroeste del país, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Dora se encuentra a 175 kilómetros al noroeste de Isla Socorro, perteneciente al occidental estado de Colima, y a 435 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur (noroeste).

El meteoro se desplaza con dirección oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora mientras desarrolla vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora y rachas de 100 kilómetros por hora.

El SMN pronosticó para las próximas horas chubascos con tormentas puntuales fuertes (25 a 50 milímetros) en Jalisco y Colima, lluvias con intervalos de chubascos (5,1 a 25 milímetros) en Nayarit y lluvias dispersas (0,1 a 5 milímetros) en Baja California Sur.

Por ello, el organismo recomendó a la población en general y a la navegación marítima extremar precauciones por lluvias, viento y oleaje, así como atender las recomendaciones del Sistema Nacional de Protección Civil.

De acuerdo con el pronóstico, Dora se ubicará mañana a las 19.00 hora local (00.00 GMT) como depresión tropical a 535 kilómetros al suroeste de Cabo San Lázaro, Baja California Sur.

Dora, que se formó el domingo frente a las costas del sureño estado de Guerrero, se convirtió durante la madrugada del lunes en huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson antes de degradarse este martes a tormenta tropical.

El Gobierno mexicano prevé que este año impacten en el país entre tres y cinco ciclones tropicales, de un total de 27 que se formarán en aguas del Pacífico y el Atlántico, en una temporada atípica porque se adelantó y puede coincidir con el fenómeno de El Niño.

En la cuenca del Pacífico surgió el fenómeno Adrián seis días antes del inicio formal de la temporada, el 15 de mayo, que finaliza el 30 de noviembre.

Anuncios