Piramide5N- Trump Modi 0

 El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el primer ministro indio, Narendra Modi, hicieron  una exhibición de sintonía durante su primera reunión bilateral, en la que destacaron sus áreas de cooperación y esquivaron, al menos en público, sus diferencias en cuanto a inmigración y cambio climático.

La cooperación comercial y de defensa, la relación económica y la lucha contra el terrorismo fueron los principales temas en la primera reunión bilateral entre Trump y Modi, dos líderes nacionalistas que encuentran coincidencias en sus plataformas políticas y su estilo de gobierno.

“Estoy orgulloso de anunciar a los medios, y a los pueblos estadounidense e indio, que el primer ministro Modi y yo somos líderes mundiales en las redes sociales. Creemos en dar a los ciudadanos de nuestros países la oportunidad de conectar directamente (con nosotros)”, dijo Trump tras la reunión.

Trump y Modi -que tienen, respectivamente, 32,8 y 31 millones de seguidores en sus activas cuentas de Twitter- optaron por los gestos amistosos y las palabras amables en su primer encuentro y no hicieron ninguna referencia a las tensiones generadas por el cambio en la política migratoria estadounidense.

India, que envía anualmente a miles de técnicos a trabajar a empresas de telecomunicaciones en suelo estadounidense, es el país más afectado por la decisión de Trump de reforzar los controles en la concesión del visado H-1B con el fin de “castigar el fraude” y proteger a los empleados de EE.UU.

Ese tipo de visado beneficia sobre todo a trabajadores extranjeros especializados en campos relacionados con ciencias, ingeniería y tecnología, razón por la que es uno de los más frecuentes en las empresas tecnológicas de Silicon Valley.

Pero los posibles cambios al visado están aún bajo discusión en las distintas agencias del Gobierno estadounidense, por lo que Modi evitó cualquier referencia en público a ese delicado tema.

Tampoco hubo alusiones al cambio climático, en una reunión celebrada casi un mes después de que Trump anunciara su retirada del Acuerdo de París contra el calentamiento global y opinara que perjudicaba a EE.UU. en beneficio de la India, a la que “se le permite duplicar su producción de carbón” mientras que a su país no.

Modi se deshizo en alabanzas a Trump, a quien invitó a visitar la India junto a su familia y agradeció su “gran liderazgo”, además de opinar que su “amplia y exitosa experiencia en el mundo de los negocios traerá una agenda de cooperación ambiciosa y vanguardista” para ambos países.

En el mismo sentido, Trump aseguró que la alianza bilateral “nunca ha sido tan sólida” y su futuro “nunca ha sido más brillante”, al tiempo que garantizó a Modi que tiene un “verdadero amigo en la Casa Blanca”.

Ambos señalaron como prioridad “el desarrollo de lazos comerciales y de inversión” entre ambos países, en palabras de Trump, aunque sus posturas nacionalistas pueden complicar esa tarea.

“Hay una tensión inherente entre la idea de Trump de ‘EE.UU. primero’ y el lema del primer ministro Modi de ‘Hecho en India’, que busca transformar a la India en un centro mundial de manufacturas”, dijo Milan Vaishnav, experto en la relación en el Carnegie Endowment for Internacional Peace, al diario Los Angeles Times.

Aunque no hubo acuerdos comerciales, la visita se cerró con la aprobación de la posible venta a la India de un avión de transporte C-17 fabricado por Boeing, por un coste estimado de 366,2 millones de dólares, que puede sumarse pronto a otro acuerdo para la entrega a Nueva Delhi de 22 drones estadounidenses.

Trump y Modi también subrayaron su cooperación en la lucha contra el terrorismo y el mandatario estadounidense aseguró que están comprometidos a “destruir” juntos “el terrorismo islámico radical”.

El Departamento de Estado de EE.UU. dio un regalo a Modi al incluir en su lista de terroristas al líder del grupo separatista cachemir Hizbul Mujahideen (HM), también conocido como Syed Salahudin, lo que impone sanciones a un individuo que opera desde Pakistán y busca integrar en ese país la disputada región india de Cachemira.

Modi cenó en la Casa Blanca con Trump en el tercer día de su visita a Estados Unidos, donde también se reunió con otros miembros del Gobierno, líderes empresariales y representantes de la diáspora india.

Anuncios