Piramide5N- Iran Exteriores 2

 

 El Gobierno de Irán vinculó  la crisis entre Catar y otros países árabes con la visita a Riad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a cuyo gobierno advirtió en contra de imponer nuevas sanciones a Irán.

El portavoz del ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qasemi, dijo en su rueda de prensa semanal que “los hechos ocurridos en la región después de la cumbre de Riad han afectado negativamente a las relaciones entre nuestros vecinos del sur”.

Qasemí denunció que la “injerencia de ciertos países extranjeros” ha causado esa crisis política, destacó lo buenos lazos entre Teherán y Doha, al tiempo que llamó a los vecinos árabes a “solventar sus discrepancias mediante el dialogo”.

Trump responsabilizó a Teherán en la cumbre de Riad del pasado mayo de “desestabilizar” Oriente Medio y afirmó que todas las naciones tienen que “trabajar para aislar a Irán y sus fondos que financian el terrorismo”.

Hace una semana, Arabia Saudí, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos rompieron relaciones diplomáticas con Catar, país al que acusaron de apoyar el terrorismo y amenazar su seguridad y estabilidad.

Riad acusó también a Doha de respaldar a Irán en su apoyo a los “grupos terroristas” en la provincia de mayoría chií saudí de Al Qatif, así como en Baréin y a los rebeldes hutíes del Yemen.

Por otra parte, Qasemi expresó su rechazo a la aprobación el pasado miércoles por el Senado estadounidense de un nuevo proyecto de ley para sancionar a Irán, que debe pasar ahora al Congreso.

El portavoz advirtió a EEUU de “no repetir los mismos errores” del pasado y tener luego que “dar marcha atrás”.

También aseguró que esas medidas solo traerán “más problemas y dificultades” a EEUU, cuya política de sanciones -agregó- “siempre ha fracasado”.

Washington ha impuesto en los últimos meses varias tandas de sanciones contra entidades e individuos iraníes relacionados con el programa de misiles balísticos de este país.

Anuncios