Piramide_5N

La Justicia francesa imputó  por terrorismo y ordenó la detención provisional del agresor de Notre Dame, que el pasado martes hirió con un martillo a un policía en la explanada de la catedral parisina.

Fuentes judiciales indicaron que el hombre, un argelino identificado como Farid I., ha recibido los cargos de tentativa de asesinato terrorista sobre una persona depositaria de la autoridad pública y de asociación criminal de malhechores con fines terroristas.

El fiscal de París, François Molins, había avanzado en una comparecencia de prensa que se radicalizó muy rápido, en solitario y a través de internet.

Los primeros elementos de la investigación le presentan como un individuo influido por la propaganda de la organización yihadista Estado Islámico, a la que prestó lealtad en un vídeo.

Los agentes encontraron en su domicilio de Cergy (afueras de París), en su ordenador, cámara de fotos y teléfono móvil numerosos documentos propagandísticos de esa organización y de los atentados de la capital francesa en noviembre de 2015 y de Bruselas de marzo de 2016.

Entre ellos un “manual de acción de lobos solitarios”, añadió Molins, según el cual el hombre dice ser un “soldado del califato”.

Farid I., nacido en 1977, hirió al policía en la nuca con un martillo comprado en un supermercado, decidió actuar pocos días antes de hacerlo y resultó herido en el costado cuando un compañero de ese agente le disparó para neutralizarle.

Anuncios