Piramide_5N

Un ataque con coche bomba cerca de una comisaría en la provincia de Batman, en el sureste de Turquía, ha causado  al menos tres heridos, informó el diario turco Hürriyet.

Un coche explotó en un punto de control cerca de una comisaría de Bekirhan, un pueblo de unos 2.000 habitantes, a unos 30 kilómetros al noreste de la ciudad de Batman.

Según las primeras informaciones, dos uniformados y un civil resultaron heridos en la explosión y fueron trasladados al hospital, pero se desconoce aún su estado.

El ataque tuvo lugar sobre las 09.00 GMT y se cree que el objetivo inicial era la propia comisaría, pero los responsables del ataque eligieron hacer estallar el vehículo frente al punto de control previo, al ver que las medidas de seguridad les impedían acercarse hasta el edificio.

No se ha aclarado si el coche, cargado de explosivos, estaba en marcha o aparcado cuando estalló.

Varios coches de los alrededores se incendiaron y han quedado totalmente destrozados, y la policía ha lanzado una operación para detener a los responsables del ataque.

La provincia de Batman es escenario habitual de enfrentamientos entre el Ejército turco y el grupo armado Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), que usa con frecuencia la táctica del coche bomba, si bien es el primer ataque de este tipo en varios meses.

En las últimas semanas, las Fuerzas Armadas turcas han intensificado sus operaciones en varias provincias del sureste, incluyendo bombardeos aéreos, y han difundido noticias optimistas sobre sus avances contra la guerrilla.

El PKK, clasificado como terrorista por Turquía, la Unión Europea y EEUU, emprendió en 1984 una lucha armada contra el Estado en demanda de más autonomía para los más de 12 millones de kurdos que viven en el país.

Anuncios