Piramide_5N

El Servicio Agrícola Ganadero (SAG) chileno anunció que implementará un nuevo y más moderno equipo de detección de la gripe aviar, tras declarar a Chile como un país libre de ese virus.

El organismo gubernamental informó que el país austral puso fin a las restricciones comerciales a la exportación de su carne de aves, luego de enfrentar dos focos de gripe aviar registrados en pavos de la región de Valparaíso el pasado enero.

Chile tuvo una reacción rápida, pero identificamos que aún podemos ser más ágiles en el diagnóstico”, dijo a Efe el jefe de la división animal del SAG, José Ignacio Gómez.

Gómez explicó que la nación austral logró exterminar una vez más el virus, después de sacrificar miles de aves y tomar medidas de mitigación, control y observación de los criaderos afectados.

Asimismo, reveló el uso de un equipo de análisis molecular, que desde ahora en adelante permitirá tener respuestas en 24 horas, en vez de los seis a siete días que tardaban las pruebas anteriormente.

Este modelo posibilitará al Gobierno “tomar acciones inmediatas”, además de ubicar a Chile “como uno de los más experimentados en manejo y diagnóstico de este tipo de enfermedad”, que “cierra mercados y produce problemas de salud pública”, indicó.

El funcionario aseguró que el SAG incluso presta asesorías a otros países en materia de prevención y combate del virus de la gripe aviar, entre los que figuran Argentina, Perú y Uruguay, entre otros.

La autoridad acotó que la influenza aviar tiene miles de variantes en todo el mundo, y que su período crítico se manifiesta en los meses de más frío y después de que concluyen las migraciones de aves silvestres.

Chile, recibe la migración de aves desde el hemisferio norte, por lo que intensifica su vigilancia y medidas de cuidado cada fin de año.

El episodio más grave de gripe aviar que sufrió el país austral fue en 2002, en la localidad de Melipilla, a las afueras de Santiago, donde esta exótica enfermedad logró controlarse en unos cinco meses, por tratarse de una cepa “altamente patógena”.

A nivel continental, el caso más destacado ocurrió en Estados Unidos en 2015, donde se sacrificaron alrededor de 50 millones aves, afectando a un tercio de los criaderos de ese país.

La gripe aviar es una enfermedad vírica aguda altamente contagiosa y fatal para pollos y pavos. La principal vía de transmisión es el contacto directo con secreciones de aves infectadas. En algunos casos, también puede afectar a humanos.

Anuncios