Piramide_5N

 La Conmebol presentó ante la Fiscalía paraguaya una denuncia penal para que investigue antiguas prácticas delictivas como de las que se acusa a antiguos presidentes del ente, como el paraguayo Nicolás Leoz y el uruguayo Eugenio Figueredo, ambos investigados en los casos de corrupción ‘FIFAGate’.

La denuncia plantea la presunta comisión de los delitos de lesión de confianza, apropiación, lavado de dinero, producción de documentos no auténticos y asociación criminal, hechos que “tanto han afectado al patrimonio” de la Conmebol, indicó la organización a través de un comunicado.

Está acción judicial, encaminada a que la Fiscalía investigue los supuestos hechos expuestos en la denuncia fue comunicada también a las diez asociaciones miembro de la entidad futbolera.

Asimismo, la Conmebol indicó en la nota que “de acuerdo a la política de cooperación con la Fiscalía de Nueva York (Estado Unidos) se han compartido los descubrimientos realizados por la auditoría forense”.

Dicha auditoría externa reveló que casi 130 millones de dólares fueron desfalcados o transferidos en operaciones sospechosas desde cuentas de la Conmebol entre 2000 y 2015, bajo la presidencia de Leoz (1986 y 2013) y de Figueredo (2013 y 2014).

Concretamente, la investigación reveló la existencia de transferencias bancarias directas por 26,9 millones de dólares desde la Conmebol a cuentas de Leoz y pagos a cuentas no identificadas por 33,3 millones de dólares entre 2000 y 2004, una de ellas por un monto de 28 millones de dólares a una cuenta en las Islas Caimán.

Leoz cumplió la semana pasada dos años de arresto domiciliario en su vivienda de Asunción.

La medida fue impuesta a finales de mayo de 2015 tras la decisión de la Corte de Estados Unidos en el Distrito Este de Nueva York, de solicitar su extradición por un cargo de “conspiración para acordar intencionalmente, conducir o participar en actividades de crimen organizado relacionado con fraude de fondo”.

Figueredo se encuentra en prisión preventiva en Montevideo, acusado de cometer estafa y lavado de activos durante su gestión.

Siete directivos de la FIFA fueron detenidos en mayo de 2015 en Zúrich (Suiza) a petición de Estados Unidos, donde una fiscalía de Nueva York investiga presuntos sobornos y comisiones en el seno de la FIFA desde principios de los años 90 hasta la actualidad.

Anuncios