Piramide_5N

Los diputados chilenos se encuentran bajo investigación por el uso de fondos públicos para contratar 788 líneas telefónicas, que generaron un gasto de 389 millones de pesos chilenos (unos 578 mil dólares), se informó.

La pesquisa realizada por radio Biobío reveló que en algunos casos, como el parlamentario democristiano, Iván Fuentes, poseía hasta 27 celulares con gasto de casi once millones de pesos chilenos (uno 16 mil dólares), para ser rendidos como gastos relacionados con sus funciones y utilizados por sus cinco asesores.

Adicionalmente a la dieta parlamentaria mensual de 6.657.000 pesos (unos diez mil dólares), cada parlamentario cuenta con fondos destinados a financiar gastos relacionados para realizar sus labores legislativas, los cuales deben ser justificados con boletas o facturas.

Estos dineros otorgados a cada legislador mensualmente, se reparten en contrata de personal por 6.621.780 de pesos (unos diez mil dólares), asesorías por 2.399.648 pesos (unos tres mil dólares) y gastos operacionales, entre ellos las líneas telefónicas, por 5.939.128 pesos (unos nueve mil dólares).

El presidente de la Cámara Baja y diputado socialista, Fidel Espinoza, manifestó su preocupación por la falta de fiscalización. “Me preocupa enormemente que los estamentos que debieron fiscalizar este tema no lo hayan visualizado con anterioridad para haber puesto una luz de alerta”.

“He tomado la decisión, como presidente, de exigir una declaración jurada de cada parlamentario respecto de sus líneas contratadas, determinando y notificando quién es el asesor que hace uso de cada línea”, aseguró el legislador a los periodistas.

Los lideres del parlamento anunciaron un plan de fiscalización avisando a los 120 diputados que tienen plazo hasta el próximo viernes para presentar una declaración jurada con el detalle del uso de cada línea telefónica financiada con fondos del Estado.

Anuncios