Piramide_5N

 

Ángel Romero Gamarra se puso la capa de héroe y en el último minuto clasificó al Huracán argentino a la segunda fase de Copa Sudamericana, con victoria 4 goles por 0, sobre el Deportivo Anzoátegui, que en el duelo de ida se había impuesto 3 por 0.

Durante la primera etapa, el Globo salió a recuperar la diferencia en la serie, pero recién lo consiguió en el minuto 23 a través de Diego Mendoza, que aprovechó una mala salida del portero Beycker Velásquez.

En esa misma jugada, Rubén Ramírez evitó primero la caída de la portería visitante con una mano sobre la línea en una jugada que derivó en la amonestación del defensor.

Recién en el inicio del segundo tiempo, Huracán consiguió volver a modificar el marcador y en apenas tres minutos niveló la serie, primero con un certero golpe de cabeza de Norberto Briasco en el 52 y luego con un furibundo remate de Leandro Cuomo en el 55.

Los minutos siguientes fueron de pura tensión, porque mientras el local buscaba cerrar la heroica remontada con el cuarto tanto, la visita venezolana amenazaba con un tanto que defina a su favor la serie.

Finalmente, en el segundo minuto de descuento, Alejandro Romero Gamarra se visitó de héroe y convirtió el cuarto y definitivo gol para Huracán, que redondeó una remontada histórica y se clasificó para la segunda fase de esta Copa Sudamericana.

Este tanto de Romero Gamarra emuló el mismo que había conseguido el sábado pasado en el también agónico empate 1-1 con el líder Boca Juniors por el torneo local.

El final volvió a mostrar las dos caras de la moneda en un partido del fútbol: por un lado la euforia del local por el milagro consumado y por el otro el llanto desconsolado de la visita venezolana por la oportunidad desperdiciada.

Anuncios