Piramide5N- Angela Merkel Liki

 La canciller alemana, Angela Merkel, recibió con honores militares al primer ministro chino, Li Keqiang, con quien presidirá mañana unas consultas bilaterales centradas en los preparativos de la cumbre del G20, bajo presidencia germana.

Ambos mandatarios mantendrán este mismo miércoles una primera reunión, a la que seguirán mañana las sesiones intergubernamentales, seguidas de la ceremonia en la que se firmarán una serie de acuerdos de carácter comercial y de la comparecencia conjunta ante los medios de comunicación.

La visita de Li a Berlín sigue a la cursada a la capital alemana esta misma semana por el primer ministro indio, Narendra Modi, asimismo de marcado acento económico y preparatoria de la cumbre del grupo de potencias económicas y países emergentes -G20-, que tendrá lugar en Hamburgo el 7 y 8 de julio.

El primer ministro chino seguirá viaje mañana mismo desde Berlín a Bruselas, donde se reunirá con los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, y donde se espera que exprese el fuerte respaldo de su país al Acuerdo de París contra el cambio climático.

En una conferencia de prensa conjunta este martes con Modi, Merkel afirmó que su apuesta por estrechar las relaciones con India y China no debe entenderse como un movimiento contra otros estados o contra la relaciones transatlánticas.

“La relación transatlántica es de extraordinaria importancia”, recalcó ahí la canciller, en respuesta a una pregunta alusiva al cruce de reproches o advertencias de estos días entre la líder alemana y el presidente de EEUU, Donald Trump, tras la cumbre del G7 en Taormina (Italia).

“Europa debe ser un actor que se involucre en los asuntos internacionales”, apuntó Merkel, para señalar a continuación que estrechar las relaciones políticas y comerciales con India y China es de un “significado sobresaliente” para Alemania.

“En absoluto (está dirigido) en contra de la relación transatlántica que para nosotros tiene y tendrá una gran importancia histórica”, subrayó la jefa del Gobierno alemán.

Anuncios