Piramide_5N

 El nuevo líder de los socialistas españoles (PSOE), Pedro Sánchez, garantizó  al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, unidad de acción en defensa de la legalidad y de la Constitución ante cualquier intento de romperla por parte de los secesionistas de Cataluña.

El presidente de esa región, Carles Puigdemont, ha convocado  a los partidos catalanes para intentar consensuar una fecha y una pregunta para un eventual referéndum soberanista que, según su intención, tendría lugar en septiembre próximo.

El Gobierno del Partido Popular (PP) y el primer partido de la oposición constataron así que sus puntos de vista son coincidentes, según informaron portavoces de ambos.

Sánchez dejó claro que defiende la legalidad, la misma actitud expresada desde hace tiempo por Rajoy, por lo que se oponen al referéndum que pretende convocar el Gobierno catalán.

La Justicia española ya ha adoptado iniciativas contra todos los pasos dados por los independentistas catalanes en su Parlamento regional.

Un precedente tuvo lugar en noviembre de 2014, cuando un intento de referéndum soberanista fue anulado por el Tribunal Constitucional, aunque las urnas se dispusieron finalmente para una consulta informal, sin valor legal alguno.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, atribuyó hoy a una “táctica electoral” la actitud del presidente catalán, Carles Puigdemont, que “está buscando la reacción de todos los demás para alimentar un victimismo que ya no cuela”.

En una rueda de prensa horas antes de que Puigdemont reúna en Barcelona a las fuerzas partidarias del referéndum independentista, Sáenz de Santamaría hizo hincapié en que el Ejecutivo hará “lo que tenga que hacer” para que se cumpla la ley si los secesionistas pretenden vulnerarla.

Anuncios