Piramide_5N

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, abordó en conversación telefónica con sus colegas turco, Recep Tayyip Erdogan, e iraní, Hasán Rohani, la pronta creación de las zonas de distensión en Siria

“Se subrayó la importancia de alcanzar un pronto consenso sobre los aspectos prácticos de la aplicación del memorándum para la creación de zonas de distensión en Siria”, informó el Kremlin en un comunicado.

En opinión de los mandatarios, “esto permitiría fortalecer el régimen de alto el fuego y aumentar la eficacia de las negociaciones sirias de Ginebra y Astaná”.

“Se acordó aumentar la coordinación de los esfuerzos al respecto a distintos niveles”, agrega la nota oficial.

Según el Kremlin, Putin y Rohani también hablaron de incrementar los esfuerzos para el arreglo pacífico del conflicto a través de la realización del memorando de creación de zonas seguras en el país árabe en el marco de las conversaciones de Astaná.

A principios de mayo Rusia, Turquía e Irán, países garantes del alto el fuego, acordaron crear cuatro zonas seguras en el país árabe, pese a la negativa de la oposición siria.

Las potencias occidentales y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se congratularon por la firma de dicho acuerdo.

Aunque las fronteras exactas de las cuatro zonas de reducción de tensión aún están por concretar, los países garantes han acordado que se crearán en la provincia de Idleb, al norte de la ciudad de Homs, en Guta Oriental (provincia de Damasco) y en el sur del país.

Rusia, Turquía e Irán se habían puesto de plazo hasta el próximo 4 de junio para delimitar las zonas seguras y también para consensuar un mapa en el que figuren las posiciones de los grupos opositores moderados a fin de separarles de las ocupadas por los grupos terroristas Estado Islámico y el Frente Al Nusra.

El acuerdo prohíbe cualquier enfrentamiento armado dentro de las cuatro zonas seguras, incluido su sobrevuelo por la aviación de combate.

Anuncios