Piramide_5N

 

Ivanka Trump, hija mayor y asistente del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó  el emblemático Panteón de Roma, en el centro de la ciudad, junto a su marido, Jared Kushner, informaron los medios locales.

La hija del mandatario y su marido llegaron a la plaza que precede al panteón en un vehículo todoterreno, después de que las autoridades cerraran la plaza y el edificio al público, que observó su llegada desde el cordón de seguridad.

Ivanka Trump y Kushner accedieron juntos en este edificio, el Panteón de Agripa, uno de las más impresionantes de la Ciudad Eterna por su antigüedad, de dos milenios, su buen estado y por la inmensa cúpula que lo cubre, de más de 43 metros de diámetro.

La llegada de la pareja se produjo después de un primer intento esta misma tarde, que inesperadamente no llegó a producirse, ya que el coche en el que viajaban retomó la marcha a toda velocidad después de permanecer varios minutos parado frente al Panteón.

No ha trascendido la razón por la que decidieron abandonar el lugar aunque, según las mismas fuentes, pudo deberse a un fallo de seguridad pues, tal y como se vio en televisión, en la zona había un sujeto que fue expulsado por las autoridades.

Ivanka Trump y su esposo llegaron ayer martes a Roma acompañando al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien hoy mantuvo un encuentro con el papa Francisco y se reunió con el presidente y el primer ministro italianos, Sergio Mattarella y Paolo Gentiloni.

La hija mayor de Trump, que pudo saludar al pontífice, también acudió esta mañana a la sede de la organización “Sant’Egidio”, que se ocupa de la resolución de conflictos y la acogida de inmigrantes.

Los dos se hospedan en “Villa Taverna”, la residencia del embajador estadounidense, y está previsto que abandonen Roma en la mañana del jueves.

En la noche del martes Ivanka Trump y Kushner aprovecharonla ocasión para disfrutar de la gastronomía italiana y salieron a cenar en un céntrico restaurante de Roma, mientras que la pareja presidencial, Donald y Melania Trunp, que hoy puso rumbo a Bruselas, permaneció sin salir de la villa del embajador.

Anuncios