Piramide_5N

 

 El centrocampista Ricardo Centurión, una de las figuras del Boca Juniors, fue denunciado por violencia machista por su expareja Melisa Tozzi, que asegura que el jugador la “ahorcó” y le “astilló tres dientes”.

La joven presentó la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Quilmes este martes por la noche tras sufrir “reiteradas agresiones” por parte de Centurión, según explicó hoy al canal C5N.

“Estoy cansada ya de este tema, basta. Él viene reiteradas veces con los amigos a la puerta de mi casa y hace quilombo (lío). Estoy cansada, tengo hijos y no está bueno. Acá en mi casa me tomó del cuello, discutimos acá. Es una persona agresiva”, añadió.

El abogado de Centurión, Mariano Cúneo Libarona, dijo hoy al canal LN+ que se trató de “un hecho menor” y “una rencilla familiar que no supera lo habitual”.

“Tampoco es que mató a alguien. Acá no estamos hablando ni de que la quemó, ni de que le pegó con un arma, un fierro o algo por el estilo. Estamos hablando de que las versiones más graves hablan de lesiones leves. Acá estamos con una chica que está indudablemente resentida, con bronca, dañada”, sostuvo el letrado.

El entrenador del Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, dijo hoy en rueda de prensa que habló con Centurión durante el entrenamiento y que está “en contra de cualquier tipo de violencia”.

“Nos debemos una charla más adelante, es lo único que puedo decir. Hemos tenido problemas en el plano privado que no deben suceder”, afirmó.

Tozzi explicó este martes al sitio web de noticias En La Mira que presentó la denuncia porque el jugador de 24 años le “astilló tres dientes”, la “ahorcó” y la trató “mal psicológicamente”.

“En estado de ebriedad no entiende que ya no quiero estar más con él. Se pone agresivo, tiene un problema con el alcohol”, señaló.

Centurión llegó al Boca Juniors en agosto de 2016 cedido por el Sao Paulo con un historial de varios conflictos extrafutbolísticos, como haberse fotografiado con un arma y verse involucrado en peleas en discotecas.

Al poco tiempo, fue imputado por lesiones culposas por haber chocado con su auto contra otros tres vehículos, a la salida de una discoteca, y haberse fugado.

Argentina registró al menos 111 feminicidios en los primeros cuatro meses del año, lo que significa que una mujer es asesinada cada 25 horas, según datos de organizaciones sociales.

Anuncios