Piramide_5N

 

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, trasladó a su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, su deseo de tener “excelentes relaciones” con el nuevo Gobierno de Estados Unidos, una petición que fue acogida con agrado por el jefe de la diplomacia del país norteamericano.

“Espero que mantengamos las excelentes relaciones que Chile y Estados Unidos han venido teniendo por mucho tiempo”, dijo Muñoz al ser recibido por Tillerson en el Departamento de Estado en Washington.

En respuesta a la petición de Muñoz, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo: “Así será, así será”.

Al comienzo de la reunión en el Departamento de Estado, Tillerson dio la bienvenida a su homólogo chileno y los dos líderes se saludaron estrechando la mano.

Aunque el encuentro con el jefe de la diplomacia estadounidense se celebró a puerta cerrada, Muñoz explicó posteriormente su contenido en una rueda de prensa en la Organización de Estados Americanos (OEA), donde aprovechó para reunirse con su secretario general, Luis Almagro.

“Hemos pasado buena revista al buen pie en el que está esta relación bilateral, no solo en el aspecto comercial y de inversión, sino también en el de relaciones políticas”, dijo Muñoz.

Sobre la mesa, según dijo el canciller, estuvieron temas de la agenda bilateral y regional, incluida la integración económica en Asia Pacífico y la Alianza del Pacífico.

Los dos líderes hablaron sobre el “extremadamente productivo” Acuerdo de Libre Comercio Chile-Estados Unidos, que comenzó a negociarse en 1994, fue implementado en 2004 y ha permitido desde entonces reducir las barreras arancelarias y favorecer el intercambio comercial entre las dos naciones.

Ese intercambio comercial estaba previsto que se incrementara con el Acuerdo Transpacífico (TPP), pero el presidente Donald Trump ordenó en su primer día en el poder la retirada de EEUU del pacto, firmado en febrero de 2016 por el Gobierno del expresidente Barack Obama y once países de la cuenca del Pacífico, incluido Chile.

Más allá de las relaciones comerciales, Muñoz habló con Tillerson sobre retos del continente americano y, en concreto, reiteró el deseo de Chile de proporcionar ayuda a los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), cuyos ciudadanos emigran a Estados Unidos.

“Con el secretario Tillerson hablamos también de Centroamérica, de la relación triangular que tenemos para proporcionar ayuda a los países centroamericanos, particularmente a los denominados del Triángulo Norte, en términos de justicia, apoyo a la capacitación policial y temas de desarrolló”, detalló.

En la reunión, los dos líderes hablaron de la posibilidad de que la presidenta chilena, Michellet Bachelet, se reúna en la Casa Blanca con su homólogo estadounidense, Donald Trump, después de que el mandatario realizará una invitación a través de una conversación telefónica.

En respuesta a las preguntas de la prensa, el canciller dijo que la reunión sería “este año”, pero no concretó fecha.

La reunión entre Muñoz y Tillerson es la primera de alto nivel entre funcionarios del Gobierno de Chile y del nuevo Ejecutivo de Donald Trump.

El encuentro se enmarca en una visita de trabajo que el jefe de la diplomacia chilena comenzó ayer en Nueva York, donde se reunió con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Anuncios