Piramide_5N

 Las negociaciones sobre el alto el fuego en Siria se reanudaron  en Astaná con participación de la oposición armada siria, que este miércoles se había retirado de la mesa tras exigir el cese de los bombardeos contra territorios controlados por los rebeldes.

“La reunión plenaria ha empezado ya con participación de todas las delegaciones”, aseguró a Efe un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores kazajo.

Representantes del Gobierno y de la oposición armada sirios, además de los tres países garantes del alto el fuego (Rusia, Irán y Turquía), buscan reforzar el cese de las hostilidades y acordar la creación de cuatro “zonas de seguridad” en el país árabe que puedan dar cobijo a los desplazados por el conflicto armado.

Poco antes de la reunión plenaria, el delegado del Comité Supremo de Negociaciones de la oposición siria, Yahya Al Aridi, reiteró que las negociaciones políticas no pueden tener lugar antes de que se de un alto el fuego total.

El representante especial de la ONU para Siria, Steffan de Mistura, participa en las conversaciones para apoyar los esfuerzos que buscan consolidar el alto el fuego.

Los países del Consejo de Seguridad de la ONU han reiterado recientemente que Ginebra se mantiene como el centro de las negociaciones políticas para poner fin al conflicto sirio, mientras que en Astaná se discuten aspectos de orden militar.

Anuncios