Piramide_5N

 

La liga española sigue en el aire y afronta su antepenúltima jornada con Barcelona y Real Madrid empatados a 81 puntos, aunque los blancos con un partido menos, y con compromisos de distinto calado para ellos, ante Villarreal y Granada, respectivamente.

El partido del Camp Nou, el próximo sábado, puede ser determinante para la resolución final de campeonato. El Villarreal, quinto, ya en la primera vuelta arañó puntos al equipo azulgrana con el empate (1-1) en Castellón y se presenta como un rival de enjundia, necesitado además de la victoria en su pelea por los puestos europeos.

En el Barcelona la buena nueva es el regreso a los entrenamientos de Andrés Iniesta, que se perdió el partido de la semana pasada por molestias en el abductor. Los hombres de Luis Enrique buscan su quinta victoria liguera consecutiva, decididos a plantar cara hasta la última jornada.

El Real Madrid jugará con la ventaja, o la presión, de conocer previamente el resultado del Barcelona. El equipo de Zinedine Zidane, eufórico tras su exhibición en semifinales de Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid (3-0, ida), se medirá a un equipo ya descendido, el Granada, que solo lucha por maquillar su imagen.

El exceso de confianza o la resaca europea son los únicos peligros que podrían acechar al Real Madrid en su visita a Granada.

Mientras tanto, en otras zonas calientes de la tabla se dirimirán disputas de diferente alcance.

Las plazas europeas aún no están cerradas. El Atlético de Madrid, tercero, separado por un abismo de diez puntos de los dos líderes, quiere amarrar ese lugar para asegurarse el acceso directo a la próxima Liga de Campeones.

En su camino se cruza ahora el Eibar, octavo tras una temporada de alto nivel. El “partido a partido” del Cholo Simeone tendrá que imponerse a las ilusiones de remontada ante el Real Madrid en la vuelta europea del próximo miércoles.

El Sevilla, aún con opciones de quitar el tercer puesto al Atleti, recibe a la Real Sociedad en el partido que abre la jornada 36, el viernes. Un despiste de los sevillistas dejaría abierta la última puerta para la fase previa de la máxima competición continental a su rival de San Sebastián y a los otros dos implicados: Villarreal y Athletic.

El equipo bilbaíno está acabando la temporada a un gran nivel. Cuatro victorias consecutivas con once goles a favor y solo dos en contra avalan su gran momento, pero uno de los equipos revelación de la liga, el Alavés, no será rival cómodo.

Granada y Osasuna, que jugará ante el Valencia en Mestalla, nada pueden hacer ya por evitar el descenso, pero el Sporting aún confía en su redención. A seis puntos de la salvación y con nueve de ellos en juego, su permanencia pasa por el triunfo, con el apoyo de su público, ante Las Palmas, equipo con tendencia negativa en las últimas jornadas.

Lo que ocurra en ese encuentro afectará de forma directa al Leganés, delgada línea de separación entre las dos categorías. El equipo madrileño requiere cuatro puntos para los vítores y el lunes cerrará la jornada ante el Betis.

Con la diferencia de goles particular ganada al Sporting de Gijón, más cerca divisa la permanencia el Deportivo de La Coruña, que con un empate en casa ante el Espanyol sellaría ser partícipe, un año más, de la máxima categoría del fútbol español.

El partido más tranquilo será el Málaga-Celta, con dos equipos que compiten por para terminar lo más arriba posible en la tabla.

Anuncios