Piramide_5N

 

 El presidente de la República, Nicolás Maduro, destacó que el pueblo venezolano abre un nuevo proceso histórico con la Asamblea Nacional Constituyente, en donde se propone nueve líneas de acción para el fortalecimiento de la democracia bolivariana.

“Estamos haciendo historia (…) Es la hora de la historia, es la hora de la Constituyente”, indicó el mandatario en Plaza Caracas, donde se congregó el pueblo para respaldar la iniciativa del Jefe de Estado, que este miércoles entregó a la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena.

Dentro de las propuestas enmarcadas en el proceso constituyente está la creación de un nuevo modelo económico post petrolero, diversificado y mixto, con el objetivo de fortalecer el sector económico del país, que se ha visto azotado por la guerra económica impulsada por sectores de la derecha.

“Con la nueva Constituyente vamos a establecer el nuevo sistema económico de la Venezuela Potencia”, enfatizó.

De igual forma, el Presidente estableció como prioridad la adhesión de las políticas sociales -misiones y grandes misiones- a la Constitución para que este derecho no le sea arrebatado al pueblo.

“Necesitamos constitucionalizar las grandes misiones para que nadie se las quite a nuestro pueblo”, dijo.

Otro de los planteamientos propuesto por el primer mandatario para alcanzar la paz en el país es el perfeccionamiento del sistema de justicia, razón por la cual insistió en abrir “las compuertas a la juventud para acabar con la violencia”.

Expresó que la Asamblea Nacional Constituyente permitirá avanzar en las tareas prioritarias para la consolidación de la paz en el país.

“Tienen que tener una gran confianza de que nosotros somos los únicos que podemos conducir este país hacia la más grande y portentosa situación de unión, paz y felicidad para el pueblo”, manifestó.

Ante las acciones vandálicas orquestadas por sectores de la derecha, el Jefe de Estado señaló que mientras ellos (oposición) actúan en un marco de ilegalidad terrorista, el Gobierno Nacional hace una convocatoria constitucional para que “el pueblo decida si quiere la paz o la violencia”.

Anuncios