Piramide_5N

 

La Cámara de Representantes de EE.UU. someterá a votación mañana, jueves, la nueva ley sanitaria con la que los republicanos quieren derogar la del expresidente Barack Obama, conocida como “Obamacare”, confirmaron fuentes legislativas.

Esta convocatoria llega después de que los republicanos suspendieran la votación en marzo por falta de apoyos pese a gozar de una amplia mayoría en el Congreso y que el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera congelar el proyecto.

Los republicanos parecen haber logrado ya los votos necesarios para aprobar la ley tras haber pactado con su sector ultraconservador, aunque ahora se oponen al proyecto algunos de los congresistas moderados.

Para aprobar la nueva ley, los republicanos necesitan que 216 de sus 238 congresistas voten a favor.

Según el The New York Times, al menos 18 de estos congresistas votarán “no” mañana, por lo que el resultado será muy ajustado.

Acabar con “Obamacare”, aprobada en 2010, fue uno de los principales objetivos de los republicanos durante el mandato de Obama.

Sin embargo, ya con Trump en la Casa Blanca, el proyecto republicano para derogar “Obamacare” se topó con la oposición del ultraconservador Caucus de la Libertad, que consideraba que el texto propuesto por el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, mantenía demasiadas disposiciones de la ley de Obama.

Ryan convocó la votación hasta en dos ocasiones para después suspenderla a última hora evidenciando la división en sus filas.

No obstante, la treintena de congresistas del Caucus de la Libertad abrazaron recientemente la propuesta de Ryan después de la introducción de algunas de sus principales demandas.

Sin contar con los cambios introducidos, la Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la ley republicana quitaría la cobertura médica a 14 millones de estadounidenses en tan solo un año, y a 24 millones en una década.

Anuncios