Piramide_5N

 

Un pastor acusado de abusar sexualmente y embarazar a una adolescente recibió una sentencia de tres a seis años de prisión luego que una jueza rechazara un acuerdo previo de declaración de culpabilidad, al considerarlo demasiado indulgente.

Jacob Malone, de 35 años y residente de Exton, un suburbio de Filadelfia, fue sentenciado el viernes después de declararse culpable de abuso sexual institucional, corrupción de menores y poner en peligro a un menor. Además deberá estar registrado como agresor sexual durante 15 años.

Malone y los fiscales habían llegado a un acuerdo en que se contemplaba una sentencia mínima de dos años de cárcel, pero la jueza Jacqueline Cody rechazó el trato hace un mes.

Malone trabajaba en Calvary Fellowship, una iglesia no perteneciente a una congregación, en Downingtown, cuando, según las autoridades, comenzó a abusar sexualmente de la menor en el otoño de 2014, cuando ella se encontraba al final de su adolescencia. La chica dio a luz a una niña hace un año. La muchacha sostuvo que el pastor se aprovechó de ella “mental, física y espiritualmente”.

En la corte, Malone admitió que dio alcohol a la menor pero aseguró que los encuentros sexuales sucedieron por mutuo acuerdo. Se disculpó al decir que sus “fallas y debilidades” habían afectado a la menor, a la familia de ella y a la suya.

“Ella me admiraba y confiaba en mí, y yo traicioné eso”, señaló Malone, cuyos cargos originales incluían violación sexual.

La jueza Cody calificó el caso como “una de las ocasiones en que el sistema de tribunales falla”, y dijo que incluso con la sentencia más dura en el nuevo acuerdo, Malone “cumpliría una sentencia mucho más benigna de la que merece el crimen”.

Anuncios