Piramide_5N

 

El Barcelona trabaja con un perfil claro de entrenador para suplir a Luis Enrique en el banquillo y las opciones están cada vez más definidas,  el club quiere un técnico que conozca la casa y sea capaz de evolucionar un proyecto que necesita títulos y buen juego.

Los dos nombres que siempre han estado encima de la mesa son Ernesto Valverde y Juan Carlos Unzué, a los que se ha sumado en las últimas semanas la opción de Juan Antonio Pizzi, actual seleccionador de Chile como una opción más.

Tras el milagro ante el PSG parecía claro que Unzué iba a tomar las riendas del nuevo proyecto. La decisión estaba más que cercana, pero el traspiés en la Champions ante la Juventus hizo que su candidatura bajara peso. Es la opción continuista y que cuenta con claros apoyos dentro de la entidad y el vestuario. Tras la victoria en el clásico ha recuperado opciones, pero habrá que ver cómo acaba el equipo. Sin duda, es el candidato que comportaría menos cambios.

El perfil de Ernesto Valverde es el que mejor cuadraba en todos los supuestos. Conoce la casa, tiene una amplia experiencia en la Liga española y el rendimiento de sus equipos siempre ha sido óptimo. Valverde comenzó a sonar desde el momento en que Luis Enrique anunció que se iba el 30 de junio, pero su futuro no está nada claro.

El entrenador tiene una decisión tomada desde hace semanas, pero insiste en que primero se reunirá con el presidente del Athletic, Josu Urrutia, para comunicársela. Acaba contrato y en Bilbao dan por sentado que no continuará un año más tras estar cuatro temporadas al frente del primer equipo. Urrutia tiene una comparecencia pública este jueves en el que podría aclarar algunos aspectos sobre este tema.

Una vez quede claro el futuro de Valverde habrá que ver si es el elegido y si el técnico está dispuesto a venir al Barça. En su entorno no dan nada por sentado y dejan abiertas todas las posibilidades, incluso que se tome un año sabático o que intente una aventura en la Premier League. Sea como sea, su caso se aclarará en muy poco tiempo.

En cuanto a Pizzi, su nombre llegó al Barça hace algo más de un mes y no pasó desapercibido. Es un entrenador que mantiene una gran relación con el Barça desde su paso como futbolista y su carrera como técnico ha ido dando pasos idóneos. Ha ganado títulos en Argentina y en su etapa en el Valencia cumplió las expectativas, aunque no siguió tras el cambio de propietarios.

Pizzi tiene contrato en vigor con la selección de Chile, pero su salida no implica el pago de cantidades millonarias. En el Barça gusta su carácter, su hambre de títulos, el fútbol que practican sus equipos y su gran relación con los jugadores sudamericanos del Barça. Robert Fernández le conoce personalmente de su época de jugador y sabe de sus virtudes.

Anuncios