Piramide_5N

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique, aseguró tras ganar al Espanyol en Cornellà que sabían que “con un ritmo alto” tendrían opciones, ya que “si no haces una primera parte así en cuanto a ritmo y desgaste del rival, no hay opción de que aparezcan espacios en la segunda”.

El asturiano se mostró “encantado” por el rendimiento de su equipo en las dos mitades del partido. “El bloque ha sido maduro para identificar todos los momentos del encuentro. Ha sido un derbi con intensidad por parte de los dos, pero regido todo por parámetros deportivos”, apostilló.

Cuestionado por la presión del rival, Luis Enrique reconoció que fue complejo superarla. “Pero hemos leído bien el partido. Siempre hay cosas a mejorar y se puede seguir en esta línea”, comentó.

Finalmente, el entrenador valoró el doblete de Luis Suárez: “Yo no estaba preocupado. No se puede juzgar a un futbolista por los goles. Luis Suárez aporta muchísimas cosas. Ya se sabe que el gol y él siempre estarán cerca”.

El entrenador del Espanyol, Quique Sánchez Flores, confesó, en referencia al fallo de Jurado en el primer gol del Barcelona, que “el error” que condujo al 0-1 les “ha perjudicado”, dijo “es un palo mental”, pero precisó que “forma parte del juego porque el fútbol es un juego de errores y se puede producir”.

El técnico ha animado a Jurado. “Sólo puedo a animarle, tanto a él como a Aarón (con otra imprecisión en el segundo gol) y decir que de esto se aprende. Hoy estamos fastidiados, pero mañana estaremos mejor. Esto nos ayudará a crecer. No pensábamos cometer errores ante un equipo que te penaliza tanto”, aseveró.

Quique Sánchez Flores comentó que el 0-1 afectó al equipo “no tanto en intensidad, sino mentalmente”. “No es tarea fácil cuando vas por detrás en el marcador. Hicimos un esfuerzo muy grande por parte de todos y el equipo ha estado muy entero hasta este gol”, insistió.

El entrenador apuntó que la diferencia “no fue tanta”. “Nuestro equipo lucha, pelea, los jugadores están entregados. Hemos reducido a futbolistas importantes y muy buenos. No nos han avasallado y es un rival que puede hacerlo de forma grosera en el campo”, dijo.

Por otro lado, el responsable del banquillo blanquiazul mantuvo que el estado físico de sus futbolistas fue óptimo: “Hemos acabado en un punto alto, exactamente igual que ellos. La energía no se ha agotado nunca, sólo que el rival iba por delante y esa es la mejor motivación para un futbolista”.

Anuncios