Piramide_5N

La canciller alemana, Angela Merkel, viajará a Arabia Saudí, en una visita previa a la próxima cumbre del G20 en Hamburgo (norte de Alemania) y que se centrará en el papel de Riad en la lucha contra el terrorismo islámico.

Según informaron hoy fuentes del Gobierno, Merkel se reunirá en Riad con el rey Salman bin Abdelaziz, el príncipe heredero Mohamed bin Nayef y el segundo en la línea de sucesión, Mohamed bin Salman.

La canciller tiene previsto entrevistarse también con representantes de la sociedad civil, encuentros que estarán dominados por la situación de los derechos humanos en Arabia Saudí, uno de los países donde con más dureza se ejecuta la pena de muerte, y la discriminación que sufre la mujer.

Fuentes gubernamentales indicaron al respecto la “preocupación” de Berlín por ambas cuestiones y recordaron como ejemplo que a las mujeres no tienen ni derecho a conducir un automóvil.

La visita al país forma parte de la ronda emprendida por Merkel para preparar la cumbre del G20 (grupo de países desarrollados y emergentes) que el 7 y 8 de julio tendrá lugar en Hamburgo y a la que se espera la presencia de sus principales líderes.

A Arabia Saudí le otorga Berlín el rango de país de gran relevancia estratégica en la lucha contra Estado Islámico (EI) y para la estabilidad del conjunto de la región.

El Gobierno de Berlín parte de la base de que Riad “comparte” con la comunidad internacional la determinación de combatir el yihadismo, indicaron las fuentes del Ejecutivo en un encuentro con medios de comunicación ante la pregunta insistente sobre hasta qué punto considera Berlín que Arabia Saudí contribuye a la financiación de EI.

Las fuentes de financiación saudíes al terrorismo islámico “no proceden” de ese Estado o sus autoridades, insistieron esas fuentes, sino de otros “conductos” privados.

Tras su visita a Riad, Merkel seguirá viaje hacia los Emiratos Árabes, el día 1 de mayo, donde asimismo se reunirá con las más altas autoridades del país.

A continuación viajará al balneario ruso de Sochi para entrevistarse con el presidente ruso, Vladímir Putin, reunión asimismo considerada preparatoria para la cumbre del G20, en la que se abordarán además la crisis de Ucrania y la guerra de Siria.

Anuncios