Piramide_5N

 

El jardinero estelar Bryce Harper volvió a liderar el ataque arrollador de los Nacionales de Washington que vencieron de visitantes por paliza de 16-5 a los Rockies de Colorada y culminaron una gira con marca ganadora de 9-1.

Harper dispara un jonrón de tres carreras dentro de un ataque de 11 anotaciones en el séptimo episodio que fue el que sentenció la victoria de los Nacionales.

De nuevo la filosofía del veterano piloto de los Nacionales, Dustin Baker, funcionó mejor que nunca en un campo como el Coors Field de Denver, donde anotar carreras es lo más fácil, y si en juego está la mejor ofensiva del momento en las Mayores la combinación para exhibirse es perfecta.

Aunque esta vez el propio Baker admitió con sorpresa que no se esperaba que el equipo pudiese llegar tan lejos a la hora de anotar tantas carreras.

Harper encabezó el ataque demoledor en el séptimo episodio, seguido por Trea Turner que tuvo otro gran juego en el Coors Field y los Nacionales, simplemente arrollaron.

Turner fue una pesadilla para los lanzadores de los Rockies durante la serie de cuatro partidos al batear para el ciclo el martes, se quedó corto por un triple de otro ciclo el miércoles y sumó un doble y dos sencillo en el último juego.

Al concluir la serie, Turner, que la pasada semana se había incorporado al equipo tras una lesión, acumuló siete extrabases, anotó 10 carreras y remolcó 11 anotaciones.

Washington concluyó su gira con tres triunfos de la serie de cuatro partidos que disputó contra los Rockies.

Además, los Nacionales anotaron 11 o más carreras en tres partidos consecutivos por primera vez desde julio de 1986, en Atlanta, cuando eran los Expos de Montreal.

Arriba 4-2, los Nacionales se despegaron en el séptimo al enviar a bateadores al plato, descargando un ataque de ocho imparables, incluyendo el octavo jonrón de Harper en la campaña. Cada uno de los titulares de Washington pego al menos un imparable en el partido ante los Rockies.

Por los Nacionales, el dominicano Wilmer Difo se fue de 5-2, una anotada y remolcada.

Las 11 carreras en esa entrada fueron la mejor marca en un episodio por la franquicia desde que los Expos anotaron 13 en el sexto en San Francisco, ante los Gigantes, el 7 de mayo de 1997, según informó el equipo de Washington.

El piloto de los Rockies, Bud Black, reconoció que todo lo que conectan los peloteros de los Nacionales se convierte en imparables, aunque sean rodados, como si se tratase de “algo contagioso”.

El abridor de origen cubano Gio González (3-0) se encargó del montículo durante seis entradas y dos tercios y también produjo dos carreras. Quedó con marca de 4-0 de por vida ante los Rockies.

González cedió siete imparables con dos carreras limpias, dio tres bases por bolas, y abanicó a cinco bateadores rivales.

El novato venezolano Antonio Senzatela (3-1) cargó con la derrota al no tener control con sus lanzamientos y permitió cuatro carreras en seis entradas.

Anuncios