Piramide_5N

 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, insistió en acusar al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y a algunos países del organismo de “conspirar” contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para dar un “golpe de Estado”.

En una rueda de prensa en La Paz, el mandatario boliviano consideró que “lo que Venezuela vive es un golpe de Estado” porque se ha pedido la renuncia del presidente Nicolás Maduro y, según dijo, se busca “acabar con la democracia” en ese país.

“Lamento mucho que algunos países de la OEA a la cabeza de su secretario general empiecen a conspirar. Y la OEA nunca olvida su pasado de golpista, su tradición golpista”, sostuvo.

Según Morales, el organismo “nunca se manifiesta” cuando hay golpes de Estado contra presidentes “de izquierda”.

El gobernante de Bolivia, que es aliado de Maduro, respondió de esta forma consultado sobre el anuncio realizado por el Gobierno venezolano de que el país caribeño abandonará la OEA.

La decisión se debe a que la organización aprobó convocar una reunión de cancilleres para abordar la crisis política de Venezuela pese al rechazo frontal de su Gobierno a esa sesión.

Las críticas de Evo Morales a Almagro han sido constantes desde que el excanciller uruguayo invocara la Carta Democrática de la OEA para imponer sanciones a Venezuela.

El mandatario boliviano responsabilizó antes al secretario general de la OEA por la violencia registrada en Venezuela en medio de las protestas de la oposición de ese país y le ha acusado varias veces de anteponer los intereses de Estados Unidos respecto a los de los pueblos latinoamericanos.

Morales reiteró hoy que detrás de los conflictos en Venezuela hay una intención de “adueñarse del petróleo venezolano”.

 

Anuncios