Piramide_5N

 

La rusa María Sharápova ganó su segundo partido consecutivo en su regreso al circuito en el torneo de Stuttgart al derrotar a su compatriota Ekaterina Makarova, 43 del mundo, por 7-5 y 6-1.

Veinticuatro horas después de doblegar a la italiana Roberta Vinci en su vuelta a la competición después de 15 meses tras cumplir una sanción por dopaje, la exnúmero uno del mundo liquidó a Makarova, con nueve saques directos y sin ceder una sola vez su saque, en 79 minutos para alcanzar los cuartos de final.

La jugadora rusa, invitada especial, había ganado ya a Makarova en los seis precedentes, cediendo un solo set en el primero de ellos en Madrid en 2011.

Sharapova, ganadora de este torneo en 2012, 13 y 14, se enfrentará en cuartos contra la estonia Anett Kontaveit, de la fase previa y reciente finalista en Beil (Suiza) que anoche se impuso a la española Garbiñe Muguruza, quinta favorita).

“Para ser el segundo partido desde el de ayer y al haber pasado la emoción del regreso, siento que me he calmado para concentrarme en el juego. Ejecuté un buen plan y fui sólida”, dijo Sharápova a pie de pista.

“En el primer set ambas sacamos muy bien hasta los últimos juegos. Estoy muy contenta de haberlo sacado adelante”, comentó la rusa que admitió que una cosa son los entrenamientos y otra los partidos oficiales.

“El entrenamiento es muy distinto, no se puede comparar. Te puedes preparar lo mejor posible, pero cuando juegas tienes que confiar en el trabajo que hiciste”, dijo. “Y es lo que estuve haciendo los últimos meses. Definitivamente fue grandioso volver a jugar y estar en los cuartos de final aquí otra vez es muy especial”, señaló Sharápova.

Anuncios