Piramide_5N

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, prometió  llevar “personalmente” a los “presos políticos” venezolanos el premio “Libertad” que le entregó la organización Freedom House cuando haya una Venezuela “con democracia y derechos humanos”.

“Este premio es de la gente de Venezuela, de los presos políticos, yo solo soy su custodio, y me comprometo a llevarlo personalmente a mis amigos Ledezma, López (…) en una Venezuela con democracia y derechos humanos”, dijo Almagro en su discurso de aceptación.

El excanciller uruguayo dedicó así a los “presos políticos” de Venezuela, como el líder opositor Leopoldo López y el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, el reconocimiento que le hizo hoy la organización Freedom House por su “defensa de la democracia” en Venezuela y “su trabajo por los presos políticos y sus familias”.

Almagro recibió este premio, que entrega anualmente esta organización no gubernamental de derechos humanos y democracia, precisamente en un momento crítico para la OEA y Venezuela, ya que el Gobierno de Nicolás Maduro anunció su decisión de formalizar esta semana su salida del organismo.

Aunque su discurso y su premio estuvieron centrados en Venezuela, Almagro no se refirió hoy a la salida del país del organismo, un paso que no ha dado ningún Estado miembro hasta ahora y que requiere de dos años de espera para hacerse efectivo.

Almagro sí reiteró su llamado a la comunidad internacional para que “se una para poner fin a la impunidad” del Gobierno venezolano y obligarle “a rendir cuentas”.

“Los venezolanos viven bajo un régimen cruel determinado a mantenerse en el poder a cualquier costo”, afirmó el excanciller uruguayo, que asumió el liderazgo de la OEA en mayo de 2015 y es una de las voces internacionales más críticas con el Gobierno venezolano.

Al terminar su discurso, Almagro sostuvo una gran bandera de Venezuela junto a la esposa de Ledezma, Mitzy Capriles; su hija Daniela Ledezma, la hermana de Leopoldo López, Diana, y el exiliado venezolano de Voluntad Popular Carlos Vecchio.

A la fotografía se sumaron otros premiados de la noche, como el actor Richard Gere y la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi.

Gere, que recogió un premio por su trabajo en favor del pueblo tibetano, mostró su preocupación por Venezuela y se comprometió a “ayudar a los venezolanos en su crisis”.

Pelosi, galardonada por su defensa de los “ideales democráticos”, no se refirió a Venezuela en su discurso pero sí aseguró que la defensa de la democracia y de los derechos humanos en el mundo “es un pilar” de la política exterior de Estados Unidos “y debe seguir siéndolo”.

El senador republicano Lindsey Graham, reconocido también por promover los “ideales democráticos”, subrayó por su parte que “la mejor manera de mantener la seguridad de Estados Unidos es hacer libre a otra gente”.

En la cena de premios se reconoció además el liderazgo corporativo de LexisNexis y H&M en la defensa del Estado de derecho y los derechos humanos.

Freedom House, fundada en 1941 en Nueva York y ahora con sede en Washington, es una organización internacional no gubernamental que promueve las libertades y la democracia en el mundo y es reconocida por sus informes sobre este asunto.

Anuncios