Piramide_5N

Corea del Norte reforzará sus “medidas nucleares de auto-defensa” ante el envío del portaaviones estadounidense Carl Vinson cerca de su territorio, informaron  los medios estatales, que también tacharon de “farol” dicho despliegue.

En un artículo de opinión publicado por el diario estatal Rodong, Pyongyang afirma que “sería un error fatal por parte de Estados Unidos pensar que puede amedrentar con el portaaviones nuclear a la DPRK” (siglas en inglés de República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte).

El texto advierte de que si continúan “las provocaciones del enemigo”, las fuerzas norcoreanas “responderán con golpes mortales” y contrarrestarán “cualquier intento de guerra total con un ataque nuclear sin piedad”.

También amenaza con “aniquilar a los invasores”, y anuncia que el Ejército y el pueblo norcoreanos “reforzarán sus medidas de disuasión nuclear para la auto-defensa en todas las formas posibles”.

Corea del Norte volvió a reaccionar de este modo al despliegue del portaaviones nuclear USS Carl Vinson, enviado por Washington a la región en respuesta a los continuos test armamentísticos norcoreanos.

El USS Carl Vinson y su flota de ataque se encuentran actualmente realizando ejercicios conjuntos estratégicos con tropas japonesas en el Pacífico y tienen previsto aproximarse a la península de Corea a final de esta semana.

Washington anunció hace dos semanas que había enviado el portaaviones a la península en respuesta a un test de misiles norcoreano de comienzos de mes, aunque en vez de poner rumbo hacia esa zona la flota participó primero en unos ejercicios con Australia sin que la Casa Blanca lo confirmara hasta el pasado jueves.

En plena época de máxima tensión en la región, el martes se conmemorará el 85 aniversario del Ejército Popular de Corea, una significativa efeméride para el régimen que lidera Kim Jong-un y que según algún expertos podría ser la ocasión para una nueva prueba armamentística de Pyongyang.

Las últimas fotos tomadas por satélite de su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste) mostraban supuestos preparativos para realizar un nuevo test de este tipo.

Anuncios